Archivo | enero, 2010

La guerra de Troya

23 Ene

LA FUNDACIÓN DE TROYA

Se dice que Troya fue fundada por el príncipe Escamandro que, a causa del hambre, se marchó navegando hacia el este, desde la isla de Creta, con un gran número de seguidores, dispuesto a fundar una colonia en algún lugar fértil. Un oráculo le ordenó instalarse en cualquier lugar donde los enemigos nacidos de la tierra desarmaran a sus hombres al caer la noche. Atracó en la costa de Frigia, a la vista de una montaña alta cubierta de pinos a la que llamó Ida en honor al monte cretense del mismo nombre y acampó al lado de un río al que puso su propio nombre, Escamandro. A la mañana siguiente, cuando se despertaron los cretenses, vieron que un tropel de ratones hambrientos había roído las cuerdas de sus arcos, las correas de cuero de sus escudos y todas las partes comestibles de sus armaduras. Por lo tanto, éstos debían de ser los enemigos nacidos de la tierra de los que hablaba el oráculo.

Título: La guerra de Troya
Autor: Robert Graves
Editorial: Unidad Editorial
Traducción: Fénix Servicios Editoriales

El juego de Ender

16 Ene

-He mirado con sus ojos, he escuhcado con sus oídos, y te digo que es el indicado: o por o menos, lo más adecuado que vamos a encontrar.
-Eso es lo que se dijo del hermano.
-El hermano resultó imposible. Por otras razones. Independientemente de su capacidad.
-Lo mismo pasó con la hermana. Y hay dudas sobre él. Es demasiado maleable. Demasiado dispuesto a sumergirse en la voluntad de otro.
-No si el otro es su enemigo.
-¿Qué haremos entonces? ¿Rodearle continuamente de enemigos?
-Si es preciso sí.
-Creía que habías dicho que te gustaba ese chico.
-Si los insectores le cogen, harán que parezca que soy su tío favorito.
-De acuerdo. Al fin y al cabo, se trata de salvar al mundo. Siga con él.

Título: El juego de Ender
Autor: Orson Scott Card
Editorial: Edición B Zeta Bolsillo
Traducción: José María Rodelgo y Antonio Sánchez

Hermosa soledad

2 Ene

3 DE ENERO   DESPEJADO

Sueño
que corro por una llanuera desierta.
Hasta donde alzanza la vista hay niebla,
la luz de mi mano pronto se apagará.

en este mundo solitario corro sin cesar,
sin dejar de repetirme:
ya llego,
ya llego.

El camino se extiende infinito ante mí,
mientras el viento aúlla en mis oídos…

Con un restallido,
de repente emprendo el vuelo.

Título: Hermosa soledad
Autor: Jimmy Liao
Editorial: Barbara Fiore Editora
Traducción: Jordi Ainaud i Escudero