Archivo | enero, 2011

Memorias del subsuelo

23 Ene

Soy un enfermo. Soy un malvado. Soy un hombre desagradable. Creo que padezco del hígado. Pero no sé absolutamente nada de mi enfermedad. Ni siquiera puedo decir con certeza dónde me duele.

Título: Memorias del subsuelo

Autor: Fedor Dostoyesvski.

Editorial Juventud

Traducción: Mariano Orta Manzano

Anuncios

Trenes hacia Tokio

20 Ene

Una niña sola


Delante de nuestro coche hay un coche blanco; delante del coche blanco, uno rojo; delante del coche rojo hay un camión de diez toneladas; y delante del camión de diez toneladas, una niña de cinco años.
No se mueve.

[Alberto Olmos: Trenes hacia Tokio. Madrid: Lengua de Trapo, 2006]

Matilda

18 Ene

Ocurre una cosa graciosa con las madres y los padres. Aunque su hijo sea el ser más repugnante que uno pueda imaginarse, creen que es maravilloso.

Las uvas de la ira

18 Ene

Las últimas lluvias llegaron suavemente al territorio rojizo y a parte del territorio gris de Oklahoma, sin penetrar en la tierra costrosa. Los arados hendieron una y otra vez los surcos. Las últimas lluvias hicieron madurar con rapidez el trigo y poblaron las márgenes de los caminos de malezas y pasto, con lo que el campo gris y el campo rojizo comenzaron a desaparecer bajo la capa de verdor. A fines de mayo se despejó el

Papel mojado

18 Ene

Recuerdo una frase leída en algún sitio y repetida luego hasta la saciedad: “Lleva cuidado con lo que deseas en la juventud, porque lo tendrás en la edad madura”. Junto a ella aparece otra de semejante calibre que la complementa y que fue para los de mi generación tan importante como la primera “A partir de cierta edad cada hombre es responsable de su rostro”.

Título: Papel mojado

Autor: Juan José Millás

Editorial: Anaya, Colección “Tus libros: Policíacos”, nº 33

Antonio y Cleopatra

17 Ene

Cierto, pero este amor extravagante de nuestro general rebasa la medida. Esos ojos soberbios, que resplandecían como los de un Marte con armadura cuando inspeccionaban los desfiles y las revistas de las tropas de guerra, concentran ahora todas sus funciones, absorben toda su facultad de contemplación en un rostro moreno.

Su corazón de capitán, que en las refriegas de las grandes batallas hacía estallar sobre su pecho los lazos de su coraza, ha perdido todo su temple y sirve ahora de fuelle y de abanico para enfriar a una egipcia fogosa.

Antonio y Cleopatra.

Autor: William Shakespeare.

Edición Espasa-Calpe, colección Austral

Traducción: Luis Astrana Marín

Sunset Park

16 Ene

Durante casi un año ya, viene tomando fotografías de cosas abandonadas. Hay como mínimo dos servicios al día, a veces hasta seis o siete, y siempre que entra con sus huestes en otro domicilio, se enfrenta a las cosas, los innumerables objetos desechados por las familias que se han marchado. Los ausentes han huido a toda prisa, avergonzados, confusos, y seguro que dondequiera que habiten ahora (si es que han encontrado un lugar para vivir y no han acampado en la calle) sus nuevas viviendas son más pequeñas que los hogares que han perdido. Cada casa es una historia de fracaso ….

Paul Auster. Sunset Park. Editorial Anagrama. (Traducción de Benito Gómez Ibañez)