Archivo | Ángela Labordeta RSS feed for this section

Sin hablar con nadie

23 Dic

Había cuatro llaves y Matilde Paricio sólo tenía dos oportunidades. Su marido -cuando Eduardo todavía era su marido- le había repetido que él no haría testamento, que todo lo dejaría en manos del azar. Cuestión de suerte. De manera que si no elegía la llave correcta, perdería la maleta y todo lo que había en su interior.

Título: Sin hablar con nadie
Autor/a: Ángela Labordeta
Editorial: Xordica, 2008