Archivo | Angelo Maria Ripellino RSS feed for this section

Praga mágica

17 Feb

praha-2.jpg    Aún hoy, cada madrugada, a las cinco, Franz Kafka vuelve a su casa de la calle Celetná (Zeltnergasse), con su traje negro y su bombín. Aún hoy, cada madrugada, Jaroslav Hasek, en alguna taberna, proclama ante sus compañeros de juerga que el radicalismo es dañino y que el sano progreso sólo puede alcanzarse con la obediencia. Praga vive aún bajo el signo de estos dos escritores, que expresaron mejor que nadie su condena sin remedio, y por tanto su malestar, su malhumor, las dobleces de su astucia, su fingimiento, su ironía carcelaria.

Angelo Maria Ripellino, Praga magica

Traducción del italiano de Marisol Rodríguez

Seix-Barral.  Barcelona, 2003

Anuncios