Archivo | antonio lobo antunes RSS feed for this section

Esplendor de Portugal

16 Mar

Cuando dijo que había invitado a mis hermanos para pasar la Nochebuena con nosotros

(estábamos comiendo en la cocina y se veían los guindastes y los barcos tras los últimos tejados de Ajuda)

Lena me llenó el plato de humo y mientras desaparecía la voz voz empañó los cristales antes de apagarse también

– Hace quince años que no ves a tus hermanos

Ediciones Siruela. Traducción de Mario Merlino

En el culo del mundo

11 Mar

lisboa.jpgLo que más me gustaba del Jardín Zoológico era la pista de patinaje bajo los árboles y el profesor negro muy erguido que se deslizaba hacia atrás sobre el cemento en elipses morosas sin mover un músculo siquiera, rodeado de chicas con minifaldas y botas blancas que, si hablasen, tendrían seguramente voces tan sedosas como las que anuncian en los aeropuestos la salida de los aviones, sílabas de algodón que se disuelven en los oidos a la manera de restos de caramelo en el cuenco de la lengua.