Archivo | Daniel Pennac RSS feed for this section

Como una novela

25 Ene

      El verbo leer no soporta el imperativo. Aversión que comparte con otros verbos: el verbo “amar”…, el verbo “soñar”…

      Claro que siempre se puede intentar. Adelante: “¡Ámame!” “¡Sueña!” “¡Lee!” ¡Pero lee de una vez, te ordeno que leas, caramba!”

     -¡Sube a tu cuarto y lee!

     ¿Resultado?

     Ninguno.

    Se ha dormido sobre el libro. La ventana, de repente, se le ha antojado inmensamente abierta sobre algo deseable. Y es por ahí por donde ha huido para escapar al libro…

(Comme un roman, Daniel Pennac, 1992)

Anuncios

La felicidad de los ogros

16 Feb

 

Felicidad de los ogros

 

La voz femenina cae del altavoz, ligera y prometedora como el velo de una novia.

– Señor Malaussène, acuda a la oficina de Reclamaciones.

 

 

Daniel Pennac

Barcelona: Mondadori, 2000