Archivo | Gonzalo Hidalgo Bayal RSS feed for this section

Paradoja del interventor

19 May

El interventor llegó a la ciudad en tren una noche de noviembre. En aquel momento no era todavía, en modo alguno, el interventor ni había adquirido los derechos o la propiedad del nombre. Se trataba sólo de un viajero anónimo al que las circunstancias del azar irían privando poco a poco de la condición de viajero y forastero hasta terminar convirtiéndolo en el interventor, el dueño exclusivo de la denominación.

(Paradoja del interventor de Gonzalo Hidalgo Bayal; Badajoz: Del Oeste Ediciones, 2004)