Archivo | Honore de Balzac RSS feed for this section

EUGENIA GRANDET

8 Ene

En ciertas ciudades de provincia hay casas que, al contemplarlas, inspiran una melancolía igual a la que provocan los claustros más sombríos, las landas más yermas o las más tristes ruinas. Acaso sea porque en estas casas se encuentran a la vez el silencio de los claustros, la aridez de las landas y la desnudez de las ruinas; la vida y el movimiento son ellas tan lentos, que un extraño las creería deshabitadas si no se encontrase de repente con la mirada pálida y fría de una persona inmóvil que, al ruido de unos paso desconocidos asoma su rostro casi monástico tras el alfeizar de la ventana.

(Traducción de M.Laín Martínez. Ed. Orígenes, S.A. 1982)