Archivo | Joseph Conrad RSS feed for this section

El corazón de las tinieblas

8 Mar

 El corazón de las tinieblas

La “Nellie”, una pequeña yola de crucero, se inclinó hacia su ancla, sin el menor aleteo de las velas, y quedó inmovil. La marea había subido, el viento estaba casi en calma y, puesto que se dirigía río abajo, lo único que la embarcación podía hacer era echar el ancla y esperar a que bajara la marea.