Archivo | Manuel Mujica Lainez RSS feed for this section

Un novelista en el Museo del Prado

12 Oct

A poco que cae la tarde y que empieza a anochecer, los personajes de las pinturas y las estatuas del Museo del Prado, se desperezan y sacuden. Durante el día entero, permanecieron inmóviles, dentro de sus marcos o encima de sus pedestales, para admiración y tranquilidad de los turistas. Nadie, ni el estudioso más avizor, pudo advertir alguna mudanza en sus actividades a menudo embarazosas, tan habituados están a cumplir con la plástica tarea que les asignó la imaginación de sus creadores.

(Un novelista en el museo del Prado de Manuel Mujica Lainez; Barcelona: Seix Barral, 1985)

Bomarzo

7 Mar

151483783_b0c8d7d173_o.jpg

     Sandro Benedetto, físico y astrólogo de mi pariente el ilustre Nicolás Orsini, condottiero a quien, después de su muerte, compararon con los héroes de la Iliada, trazó mi horóscopo el 6 de marzo de 1512, día en que nací a las dos de  la mañana, en Roma. Treinta y siete años antes, el mismo 6 de marzo pero de 1475, a las mismas dos de la mañana, había, había visto la inquieta luz del mundo, en una aldea etrusca, Miguel Angel Buonarotti. La concordancia no fue más allá de un fortuito coincidir de horas y de fechas. En verdad, los astros que presidieron nuestras respectivas apariciones en el ajedrez de la vida, dispusieron sus piezas en el tablero para muy distintas jugadas.

Manuel Mujica Lainez,  Bomarzo

Seix-Barral. Barcelona, 1984