Archivo | Viktor Pelevin RSS feed for this section

El meñique de Buda

29 Ago

 pro21492-1.jpg

El bulevar Tverskói seguía exactamente igual que la última vez que lo había visto, hacía dos años. Una vez más era febrero, con nieve acumulada por todas partes y esa peculiar penumbra que de algún modo logra infiltrarse incluso en la luz del día. Las mismas viejas seguían inmóviles en los bancos; por encima de ellas, tras la celosía de ramas, el mismo cielo gris, igual que un colchón viejo y gastado, caía sobre la tierra bajo el peso de un Dios dormido.

Anuncios