Archivo | William Shakespeare RSS feed for this section

Antonio y Cleopatra

17 Ene

Cierto, pero este amor extravagante de nuestro general rebasa la medida. Esos ojos soberbios, que resplandecían como los de un Marte con armadura cuando inspeccionaban los desfiles y las revistas de las tropas de guerra, concentran ahora todas sus funciones, absorben toda su facultad de contemplación en un rostro moreno.

Su corazón de capitán, que en las refriegas de las grandes batallas hacía estallar sobre su pecho los lazos de su coraza, ha perdido todo su temple y sirve ahora de fuelle y de abanico para enfriar a una egipcia fogosa.

Antonio y Cleopatra.

Autor: William Shakespeare.

Edición Espasa-Calpe, colección Austral

Traducción: Luis Astrana Marín

Anuncios

El mercader de Venecia

28 Feb

elmercaderv.jpgActo I – Escena primera – Venecia. Una calle

Antonio, Salarino y Salanio

Antonio:

No entiendo la causa de mi tristeza. A vosotros y a mí igualmente nos fatiga, pero no sé cuándo ni dónde ni de qué manera la adquirí, ni de qué origen mana. Tanto se ha apoderado de mis sentidos la tristeza, que ni aún acierto a conocerme a mí mismo.